Ruta: El Parrizal de Beceite

Desde nuestros apartamentos del Racó de Valderrobres, sin duda uno de los itinerarios clásicos y más bonitos de Aragón y más concretamente de la provincia de Teruel es El PARRIZAL.

Situado en el interior del macizo d’Els Ports en la población de Beceite, comarca del Matarraña, el recorrido sinuoso a lo largo del río matarraña nos sitúa a los viajeros apasionados del trekking en montaña, ante el objetivo de  llegar a  Els Estrets del Parrizal, un espectacular cañón con un conglomerado de piedra de 60 m de altura, 1,5 m de anchura y 200 m de longitud.

El entorno del Parrizal describe perfectamente en unos pocos quilómetros el ecosistema natural del bosque mediterráneo. Els Ports es un paraiso natural con una gran riqueza geobotánica con  más de 1.300 especies, muchas de las cuales las observaremos durante el recorrido: desde plantas arbustivas como el romero, boj (buxus sempervirens)  o tomillo hasta diferentes variedades de pinos (pinus), que es la variedad predominante en todo el macizo junto a tejos, robles, encinas, arces o acebos.

 

Respecto a la fauna, el animal emblemático es la cabra montesa (capra pirenaica hispánica), pero también podemos encontrar corzos, ciervos o jabalís. En los ríos el mamífero más destacado es la nutria (lutra lutra) o el gato montés (felis silvestris). Sobrevolando los cielos del Matarraña podemos ver uno de los emblemas del territorio: el buitre leonado (gyps fulvus), y junto a él rapaces como el águila real (águila chysaetos), el águila perdicera (aquila fasciata), el azor (axccipiter gentilis), el halcón pelegrino (falco peregrinus) o el búho real (bubo bubo). Cuidado donde pisáis porque podemos encontrar una población abundante de reptiles como por ejemplo la culebra de herradura (coluber hippocresis), culebra lisa (coronella austriaca) o el galápago leproso (mauremys leprosa) o la salamanquesa rosada.

—————————————————————————–

Distancia total: 20.11Km. (desde Beceite/Beseit)
Desnivel acumulado: 700 m.

Dificultad: Media, se puede realitzar con niños

——————————————————————————

En el recorrido hay tres zonas diferenciadas. La primera desde que dejamos la población de Beceite hasta llegar al paraje natural de El Parrizal (aprox. 6 quilómetros) por pista asfaltada, donde llegaremos al párquing / zona de picnic donde podremos dejar nuestro vehículo. El acceso en temporada alta tiene un pequeño coste que sirve para el mantenimiento de la zona natural.

Un segundo tramo de 800 metros aproximadamente de camino plano que empieza a partir de la cadena que prohíbe el acceso a vehículos, donde a continuación pasaremos por el Pla de Mina, unas viejas instalaciones mineras de carbón, hasta las pinturas rupestres de La Fenellassa (2000 a C), desde hace unos años este tramo va acompañado de un guía interpretativo (consultar calendario anual de visitas guiadas en la web del ayuntamiento de Beceite).

A partir de este momento comienza un tercer tramo que tiene una duración aproximada de tres horas (ida y vuelta) con el objetivo de llegar a la Gubias del Parrizal, un espacio natural protegido de interés geológico, en el que la erosión de siglos ha tallado unas formas caprichosas en el conglomerado de rocas y las ha convertido en un entorno de una riqueza visual indescriptible.

A lo largo del recorrido que recorre serpenteante por el cauce del río disfrutaremos de paisajes increíbles y la belleza del agua en un espacio natural protegido, la senda está completamente acondicionada en los lugares en que se acerca mucho al río, a través de unas pasarelas desde donde puedas observar las pequeñas balsas y unas aguas transparentes llenas de peces como por ejemplo los barbos colirrojos (Barbus haasi).

El transcurso de la senda es en general placentera pero hay algunos tramos más precarios donde hay que hacer algún equilibrio sobre troncos o piedras dispuestas en el cauce del río.

Los estrechos del Parrizal se encuentran a 750 metros de altura pero el desnivell que hemos acumulado es solo de 100 metros. La precipitación media es de 690 mm por lo que en algunas ocasiones no encontraremos agua en las gubias. Justo antes de llegar a nuestro destino senderistra hay un tramo que presenta más dificultad con grandes rocas que tendremos que sortear hasta que lleguemos al gran cañón del Parrizal.

Una vez llegados a las gubias del Parrizal tenemos dos opciones, volver de nuevo por el mismo recorrido hasta el punto de partida o seguir adelante por el Pas de Romeret hasta les Moletes d’Arany para prolongar nuestro trekking, en este caso no està recomendado para principiantes o personas con vértigo debido esencialmente a la altura y la dificultad del recorrido. El Pas del Romeret es un camino equipado pero exigente o

una pequeña vía ferrata con pasos verticales, imprescindible cuando los estrechos del Parrizal están inundados por el agua.

Al llegar arriba podremos observar las escarpadas paredes que caen hacia abajo en el barranco y unas esculpidas agujas que no se ven desde abajo. En este caso la

senda se va desdibujando, pero hay marcas amarillas y azules que marcan perfectamente el recorrido de la senda hasta llegar otra vez a través de una área de bajada hasta el punto de salida del Parrizal.

 

 

CONSEJO: realizar la ruta a primera hora de la mañana para evitar la aglomeración de gente en épocas de alta concurrencia y conectar más profundamente con el entorno natural en su estado puro.

 

 

RECOMENDACIONES:

  • Recomendable realizar la ruta en calzado de montaña, a ser posible botas para proteger el tobillo de cualquier lesión, y con bastones para mantener el equilibrio al cruzar el río de piedra en piedra.
  • Está TOTALMENTE PROHIBIDO bañarse a lo largo del curso, para evitar la alteración del medio natural.
  • Es una ruta muy conocida, encontraremos menos gente entre semana y en temporada baja.